Virgen de la Almedilla





No se tienen datos precisos ni del origen del nombre de la advocación ni de cómo llegó hasta aquí la imagen. Parece ser que algunos cristianos huyendo de la invasión musulmana la depositaron en una cueva grande y honda, cavada en la peña viva situada ésta, en la actualidad, en el término de Cogeces del Monte. En dicho lugar se edificaron después, por parte de los vecinos de Cuéllar, unos aposentos en los que los devotos de la Virgen pudieran guarecerse y donde las procesiones y cofradías hicieran sus juntas y cabildos. Esto sucedía ya en el siglo XIII. La orden Cisterciense, proveniente de Sacramenia, fue la encargada del lugar sagrado durante ese tiempo.
El año 1402 pasó a manos de la orden de los Jerónimos levantándose un espléndido monasterio que se ha mantenido en pie hasta los años 1830-1840. Una vez que el monasterio estuvo deshabitado, unos años antes de la desamortización de Mendizabal, la imagen de la Virgen fue llevada a la iglesia parroquia de
Cogeces del Monte en cuyos alrededores, cuatro kilómetros, estaba edificado el monasterio del cual sólo quedan en pie la espadaña y parte de las paredes de la iglesia; el resto son ruinas.
Al parecer, según las primeras noticias que se tienen, la devoción comenzó al poco tiempo del descubrimiento de la talla de la Virgen. Han sido muchos los peregrinos que hasta allí se han acercado para hacer, sus peticiones y obtener beneficios de la intercesión de la Virgen de la Armedilla. Especial concurrencia adquiría el día de su fiesta que se celebraba entonces el 8 de Septiembre.

El tiempo, el culto, las modas pasajeras... se habían encargado de deteriorar seriamente la imagen: carencia de manos originales, desaparición de la cabeza del niño, se habían serrado los pies de la Virgen con el fin de meterla imagen en una peana a modo de tiesto, había sido atacada fuertemente por la carcoma, estaba muy dañada la poli- cromía...
Con el fin de remediar esta situación el sacerdote y el consejo parroquial contactaron con el departamento de cultura de la Caja de Ahorros Popular de Valladolid que ha subvencionado totalmente el proceso y tratamiento seguido en la conservación de la imagen que ha sido el siguiente: asentamiento de la policromía, extracción de la Virgen de la peana, descubrimiento de la policromía original, recomposición de la cabeza del Niño, desinfección de la madera... La dirección técnica ha estado a cargo de D. Jesús Urrea y la realización ha sido de D. Francisco y María del Carmen Santa María.
Actualmente, el sábado siguiente a la Solemnidad de la Asunción y a partir del año 1988 se ha recobrado la fiesta de 1a Virgen de la Armedilla. Después de más de siglo y medio fuera del recinto del monasterio la imagen vuelve a él, por una horas, acompañada por muchos de sus devotos en una gran romería llena de fervor popular. D. ALFONSO MIERES BELTRAN Párroco de Cogeces del Monte


Índice principal