Portada del número 2
Fotos originales

D.LEGAL VA.411-82 IMP. MATA
EDITA LA PARROQUIA
FEBRERO 1982 Nº 2


ESTE PUEBLO ES MIO


        Este es mi pueblo. Así me lo han construido mis paisanos de anteayer y de ayer. Un poco he colaborado yo también. Poca cosa en comparación de mis antepasados.

        Posiblemente me hubiera gustado que mi pueblo, cuando yo nací y ahora mismo, fuera más grande y más hermoso. De cualquier manera no le cambio por ningún otro.

        Normal, normal. Eso lo dicen todos los bien nacidos de sus respectivas patrias chicas.

        Algunas consideraciones, sin embargo, no nos vendrán del todo mal a este respecto. Vamos allá:         Mi pueblo no ha caido de las nubes en ninguna tormentosa o sosegada lluvia de verano. Mi pueblo es un REGALO DE DIOS. La tierra toda, el mundo entero es un gracioso regalo de Dios. Para que los hombres que los hemos recibido y aquí estamos los disfrutemos y le vivamos hermanados.

        A todos sustenta, a todos acompaña y atodos da calor. En justa reciprocidad el pueblo nos pide a todos que le cuidemos de norte asur y de este a oeste.

        No es tan facil cuidar a un pueblo y mantenerle en noble altura de dignidad. Los humanos renegamos con demasiada frecuencia de nuestra herencia y de nuestro feudo.

        Mantener un pueblo limpio no es tanto barrer cada mañana su suelo y su viento cuanto procurar no manchar su aire y su espacio.

        Este es mi pueblo es un regalo de la alto para que le disfrutemos en paz y le vivamos en concordia. Para que le habitemos todos, sin dejar a nadie fuera, en hermandad gozosa y agarrados fuertemente de la mano. En sudor y a veces en lágrimas. En trabajo y en lucha sin tregua. Por un embellecimiento y por su grandeza.

        Un regalo siempre deberá ser, ésto lo es, un contenido de amor y de amistad. Un regalo nunca es para el odio y la guerra, siempre es para la concordia y la paz.

        Mi pueblo, sus campos, susu plazas, sus calles son para el amor y para la amistad. en él cabemos todos desde la cuna a la tumba.

foto original del periódico         dando cada cual mucho de lo que es particular y privado.

        Por un pueblo limpio de palabras y de comportamientos para que nuestros mayores se sientan orgullosos de los que vienen detrás y nuestros niños vean el espacio que han de pisar luminoso y prometedor.

        Todos somos responsables de construir un pueblo mejor y en esta empresa estamos embarcados. Los de arriba y los de abajo, los de la derecha y los de la izquierda. Porque el pueblo es mío, porque el pueblo es de cada uno de nosotros.

        Porque el pueblo es UN REGALO DE DIOS. Y los regalos lo son para la paz y la fraternidad.

G.A.



Selecciona los artículos de este número

La historia es vida Entrevista a Esteban Villar Arribas
Un paso más... La águedas
Poema: Aurora Poema: Ocaso
Los de 8º de EGB hablan del petroleo Deportes
Noticias




Ir a las portadas de la 1 a la 10