La historia es vida
Imagen original del periódico
-IV-

Como vemos en el relato que nos narra el cura de Cogeces, las dos fechas principales de la llegada de los cistercienses y de los cisternienses y de los gerónimos coinciden. Posiblemente por la fecha en que nos lo cuenta, tomaría los datos de los gerónimos.
Las otras dos fechas anteriores no se pueden tomar en cuenta ya que seguramente son un producto de la pasión hacia su pueblo.
Continuando con lo que refiere el Padre Sigüenza resulta, que los cirtercienses de Sacramenía pueblen la Armedilla en 1.147, poco después de la fundación de aquella, que se afectua en 1.141.

Y en 1.402 el infante Don Fernando, señor de Cuellar mandó poblaría de frailes de la Mexorada.
Favorecen a la fundación el hijo de infante Don Juan, rey de Navarra; Don Juan de Castilla; Don Enrique IV y otros grandes señores; los Alburqurques labran junto a la cueva un aposento donde se retiran a practicar sus devociones.
El papa Benedicto XIII concede que la ermita se levanta sen monasterio y que no tuviese dependencia de otra parte; otorgándolo el Papa, dando para ello su breve, en el año 1.405. Todo se lo debemos a este pío y religioso infante, tan aficionado a la Orden de San Jerónimo, tan fiel servidor de la Virgen María. Entre otras insignias, votos o memorias (no tiene la lengua castellana nombre propio con que decir lo que en la lengua Griega se llama Anatema) (hoy decimos exvotos) que están colgadas delante de la Santa Imagen de la Virgen , que son de la muchas diferencias: como muletas de cojos, brazos, piernas y cabezas de cera, prisiones de cautivos, mortajas de difuntos resucitados, argumento de las grandes maravillas que la Reina del Cielo, ha obrado en sus devotos. Entre estas cosas digo, se ve un coselete fuerte, pasado de una bala del tamaño de una naranja que parece de tiro de campaña.
El estar allí colgado es evidencia del milagro de no haber muerto el caballero- soldado a quien se tiró. Lo que hace maravilla es que no sucedió este caso, en tiempo que la Orden ha tenido por suya la Iglesia e Imagen, antes hay relación que el coselete estaba allí colgado; y no es la artillería y esta invención furiosa de la pólvora más antigua ni tanto como la Orden de San Gerónimo.
Digamos algo de las infinitas maravillas de esta Reina, que en poniéndose alguna cosa de las que han tocado a la Santa Imagen, los que padecen fiebres sanan de ellas aunque sean peligrosas.
Por esta devoción se han movido muchos ha hacer limosnas a aquel convento dándole heredades y tierras.

J.J.A.A.

Redactor jefe:
           Guillermo Arranz
Redactores:
           Julian Redondo
              Julio Arranz
           Feli Herguedas
           Ubado Herguedas
           Félix Velasco
           Mª José Niño
           Pablo Herguedas
           Mª del Mar del Valle
           Félix Angel Velasco
           Conchi del Caz


Portada del periódico número 5 Ir a las portadas de los números 1 al 10 Campo siguiente artículo de este número