Las águedas LAS ÁGUEDAS

Para hablar sobre esta tradición vamos a tener una entrevista con la Sra. Mª López de 70 años, presidenta de la cofradía de Santa Águeda.

Cuéntenos algo sobre la vida de Santa Águeda
Era de familia rica, muy bella y humilde. Un Gobernador de Sicilia se enamoró de ella. Quería conseguirla por medio de joyas, vestidos, etc. Águeda le despreció, y éste, irritado por el rechazo, la envió a casa de una mujer de mala vidapara que la convenciera. Viendo que con esto no conseguía nada la encarceló y mandó que la cortaran los pechos. Por un milagro la volvieron a crecer. El Gobernador más enfurecido ordenó quemarla en una hoguera.
Se creó la cofradía con el fin de dar culto a Santa Águeda. Sólo la formamos mujeres casadas.

¿porqué?
Por que es la abogada de la honestidad dentro del matrimonio. Las mujeres casadas debemos dar ejemplo con nuestra vida.

¿En qué fecha se celebra la fiesta?
Se celebra el 5 de febrero, pero el primer domingo del año nos reunimos toda la cofradía.

¿Para qué?
Para celebrar el cabildo que era un sorteo que consistía en introducir en una bolsa el nombre de todas las cofrades y en otra los cargos: alcaldesa, tenienta, etc., estos cargos sirven para todo el año.

¿Cómo se celebra la fiesta?
La víspera se contratan unos músicos. Todas las cofrades íbamos a la casa de la alcaldesa para acompañarla a las vísperas (son unos actos religiosos). Finalizado esto la secretar¡a pasaba lista a las presentes, y a la que no estaba, pagaba una multa de 10 céntimos. La alcaldesa tenía que llevar al Sr. cura chocolate y bizcochos para que desayunara al día siguiente. El segundo día lo llevaba la tenienta. El día cinco la alcaldesa junto con las demás mujeres íbamos con la música hasta la iglesia.

¿Sólo mujeres?
Sí, sólo mujeres. Los hombres se quedan en la cocina. Había misa, sermón y procesión. Las solteras subían de los lavaderos y volteaban las campanas. Al acabar la procesión otra vez acompañábamos a la alcaldesa, la tenienta y todas la que querían iban por la calle peinando a los hombres.

¿Qué llevaban?
La alcaldesa y la tenienta presidían con la vara de mando. Las demás llevabamos toalla, colonia y peine. A veces los hombres, para hacernos rabiar, nos hacían jugarretas y teníamos que correr por el pueblo.

¿Para qué les peinaban?
Para que nos dieran la propina. Todo el dinero que sacábamos era para ayuda de la cofradía. Íbamos a las casas donde había confianza, a veces también a bares y oficinas.
Por la tarde nos vestíamos de labradoras, poníamos baile en la plaza y nos acompañaban los maridos.

¿Cómo eran los vestidos?
Los manteos eran rojos y amarillos con adornos negros y brillantes. Se llevaban mantones de manila, peinados de churras, peinetas brillantes y algunas monteras. Eran muy bonitas.

Y, ¿por la noche?
Preparábamos una merienda con los maridos en casa de la alcaldesa. Las mujeres de la cofradía pagaban el baile de las solteras. A los chicos se les sacba la propina. Había algunos terruños que no daban nada.

¿Cuándo empezó y acabó esta tradición?
empezó en 1904, y ese año costó 49 ptas. (por la misa, procesión y sermón 16 ptas., música 20 ptas., al sacristán por tocar en misa 50 cts. y velas y varios 15´50 ptas.) y acabó en 1967 costando 800 ptas..

¿por qué acabó?
Por que nadie quería ocupar los cargos y había mucho desa cuerdo entre la gente.


Felix Herguedas y Mª del Mar del Valle

Un paso más...., anterior artículo Ir a las portadas de los números 1 al 10 Poesías: Aurora, Ocaso, siguiente artículo de este número