Historia del siglo XIX
HISTORIA DEL SIGLO XIX


Continuación de este curioso libro que yo Mariano Arribas Alonso me hago cargo de él en el año de 1932 y digo ser hijo de Gregorio Arribas y Florentina Alonso. Mis abuelos maternos, Mariano Alonso y Petra Vela, que en este libro aparece el nacimiento de dicha Petra Vela, por lo tanto soy biznieto de Vicente Vela, quién dejo este curioso libro.
El día 16 de febrero de 1932, murió mi padre Gregorio Arribas y repartimos los enseres entre mis hermanos José, Patricia, Ildefonso, yo Mariano, Alberta y Andrés Abelino Arribas Alonso, me correspondió este libro, el cual le daré continuación de todos los casos más importantes que haya habido en la vida desde que mis cortos conocimientos almacenen.
En los años que indica este libro, la vida y los conocimientos estaban tan atrasados, que todo era un foco de guerras, no obstante que también existen en estos tiempos, pero no se hacen con crueldad como en aquellos tiempos que vivieron en la miseria y eran despojados de sus casas y de todos aquellos hombres que fueron de inteligencia, pero astutos, se aprovechaban de la mucha inocencia y corazones nobles que existían. Por eso se dieron los casos de que estos hombres astutos se enriquecían haciendo compras de terrenos muy importantes, de muchas hectáreas, dándoles el nombre de condes, duques o marqueses, pero que les costó muy poco dinero.
Con respeto a la vida posterior de este libro, solo citaré alguno de los casos más conocidos porque con más claridad que lo que yo pudiera hacer, los explican los libros que hoy existen y que los niños llevan a la escuela.
Posterior a la fecha de este libro y a esta fecha 1932 solamente he conocido la guerra de la Isla de Cuba, Filipinas y Puerto Rico que el que suscribe me correspondió luchar por espacio de cuatro años en la Isla de Cuba, sufriendo muchas calamidades más bien por el hambre que nos hacían pasar que por las luchas que pudiéramos tener con el enemigo; porque como eran españoles de la misa Isla sublevados que querían la independencia contaban con pocos elementos y pertrechos de guerra, así que no daban la cara más que a traición. La insurrección se pertrechaba de municiones y armamentos por medio de algunos desembarcos que hacían los Estados Unidos, que los protegían como se vio después cuando se adueñaron de todo, a pesar de la vigilancia que había por nuestros barcos costeros, sin embargo burlaban la vigilancia y desembarcaban toda clase de víveres; pero no fue esto solo lo malo para perder nuestras colonias, sino que la mayor parte de nuestra oficialidad optaban porque la guerra durase mucho tiempo, porque como las batallas no eran de gran consideración y allí la plata y el oro andaba con abundancia y las pagas era duplicadas que en tiempos normales, además los ascensos eran allí privilegiados, bien por méritos de guerra, bien por antigüedad. Ascendían más pronto que los que permanecían en la península, y como dije antes, las penalidades las sufríamos los soldados que nos hacían andar mucho por aquellas maniguas y comiendo mal.
Posterior a esta guerra vino la guerra europea, que a nuestra nación no la correspondió, o sea, que nuestro gobierno quiso ser neutral y así se libró de perder muchas personas y ganó bastantes pesetas. Las naciones aliadas fueron Alemania y Austria que plantaron la guerra a Francia, Bélgica, Inglaterra y Rusia, que posteriormente tuvieron que intervenir los Estados Unidos, porque Alemania se apoderaba de las demás naciones, o sea, que ya se había apoderado de Bélgica y los reyes y el gobierno tuvieron que refugiarse en Francia y tenían ya en Francia cogidas varias capitales, incluso llegaron a caer en el mismo París varias bombas de un cañón que los alemanes construyeron de gran calibre. En Rusia también invadieron mucho territorio y solo les quedaba Inglaterra y Portugal, que estos también se metieron a la defensa de Inglaterra y tenían que entrar por agua porque por tierra no podían y lo hubieran conseguido porque contaban con buena marina, pero los Estados Unidos fue para Alemania una traba a la que tuvieron que claudicar y acogerse a los 18 puntos que les puso es presidente de los Estados Unidos, teniendo que abandonar todo lo que habían ganado y además tuvieron que dejar a Francia dos posesiones llamadas Alsacia y Lorena, que en otra guerra anterior se las había ganado Alemania a Francia, además les impusieron muchos millones de indemnización para las naciones aliadas, hasta el punto que los alemanes cansados ya de pagar, se negaron a pagar más, incluso amenazaban con volver a la guerra y así quedó.
He de advertir que al tener que sucumbir el rey de Alemania la nación se sublevó contra él, teniendo que marchar a Holanda, lo mismo sucedió en Rusia, pero en ésta entró el bolchevismo, que se apoderaron de los reyes e hicieron miles de herejías con ellos .Otro tanto hicieron con los gobernantes, se apoderaron de todos los capitales y los condes y toda la grandeza de aquella nación se vieron en la miseria.

Isabel Santos


Capítulos de la HISTORIA DEL SIGLO XIX
Parte 1 en el nº 118 Parte 2 en el nº 119


Fauna y flora, anterior artículo Ir a las portadas de los periódicos 111 al 120 Cuentas parroquiales 2000, siguiente artículo de este número