"Las fuentes de nuestro pueblo", por: Edicio Velasco

LAS FUENTES DE NUESTRO PUEBLO



En este siglo hemos oído y visto como muchas de nuestras fuentes han aparecido y desaparecido a capricho de la naturaleza, pues muchas dependen de los años húmedos. Lo cierto es que hemos tenido en nuestro término una gran cantidad de fuentes, que como veremos nos han prestado un gran servicio. Este año hemos tenido la gran suerte de haber recibido mucha lluvia y contemplamos con admiración el agua que mana por todos los sitios. A través de este artículo les voy a numerar los manantiales, fuentes y arroyos que conozco y que tienen su nacimiento en nuestro término:
Fuente la Peña: es la más importante del pueblo y ha jugado un gran papel en nuestra historia, ya que la ubicación de nuestro pueblo se debe a ella. Los pueblos que se fundaban tenían siempre en cuenta el agua. Ha sido una fuente hermosa y abundante. La Señora Fructuosa Arranz, ya difunta, comentó que había oído a sus padres que se secó. Esto demuestra que en el siglo pasado padecieron sequías más graves que en nuestro siglo.
Fuente Mayor: buen agua, abundante, pero no cuidada.
Fuentecita: agua muy fina y abundante. Es la segunda en importancia en el pueblo.
El Hornillo y La Ontanilla : poco agua pero bueno.
Fuente Barco la Liebre: al ser recogida y encauzada está prestando un gran servicio al pueblo.
Fuente del Señor Modesto: en el molino, siempre prestó un buen servicio a los que trillaban en el Llanillo.
Fuente de la Señora Jacoba en la Antonez: poco servicio.
Fuente de Valdelamucia con pilón: gran servicio a todos.
Fuente el Mineral: pobre y mal agua.
Fuente Barco Pérez: muy abundante en años de agua, hasta tal punto que se juntaba con el arroyo a la altura de la carretera de Valladolid. Antiguamente prestaba un servicio enorme a las personas y animales que trabajaban en el Monte.
Fuente de Peroleja: siempre con pilón, con un gran servicio a toda clase de ganado al estar situada en cañada.
Fuente Barco Martín Doncel: esta solo en años de abundante agua.
El Prasuso: que manaba en el cotarro Borregillo y se unía y formaba un arroyo que da al mar. De ahí viene el refrán que decía: año que el agua llega del Prasuso al mar, malo para para este lugar. Y es que en aquellos tiempos no se tiraba abono, los años. de muchas lluvias de invierno, los sembrados se refriaban y se hacían malas cosechas.
Fuente del Suso: situada en la raya entre Cogeces y Campaspero. Tenía un pilón y prestaba un gran servicio a los dos pueblos, pero sobre todo a Campaspero, ya que este carecía en todo su término de fuentes. A este y al arroyo de Valdecascón venían las señoras de Campaspero a lavar la ropa, la lana ... etc.
Fuente Juan Herrero: agua muy buena.
Fuente de Julita: debajo de la cuesta de Valdecascón. Agua muy buena.
Fuente de Valdecascón: recién reformada y con un gran servicio.
Fuente de Pilatos: poco conocida y situada en Pravancho.
Fuente de Valdeplazuelos: situada en la parte alta del poyato de Valeriano Amo. Solo mana en años de lluvias.
Fuente de Arca Madre: con agua abundantísima y muy rica. Recogida por los frailes para el servicio del Convento y sus tierras.
Fuente de Valdespino y Valdemanzanedo: muy pobres y poco servicio.
Fuente del Pozo Viejo :situada en la Raya con Langayo en la Casa de Pavero. Ha sido una fuente con gran servicio para los dos pueblos y para las tres generaciones que han pasado por este caserío: graniceros, cánticos y paveros.
Fuente de la Boquilla: que más que fuente es un cúmulo de fuentecillas y remanadizos por todas partes del Barco, que se unen y forman un arroyo que se une para bajar al Valle de Valimón. A 50 metros de la fuente principal, a su lado solano en plena ladera contaba Isidro Toribio "Paliquero", pastor de toda la vida, que en los años treinta, hubo un año de mucha agua de invierno y primavera y en el mes de Mayo, una corriente de agua subterránea muy fuerte, reventó la ladera y saliendo a la superficie, arrasando una gran cantidad de tierra blanca y formando una calvera que hoy se puede contemplar. Lo raro es que desde aquella fecha no ha salido una sola gota de agua por esa parte.
Fuente de la ladera del Señor Eulogio Herguedas: situada al coronar la senda de las Putas y a 20 metros del páramo. En años de lluvias es precioso ver como brota esta fuente con una fuerza maravillosa, formado un arroyo que baja a unirse con el Valle de la Armedilla.
Fuente del Barco Baitardero: tiene un pilón para las ovejas y años de lluvia se desborda formando un arroyo que baja hasta el arroyo de Valcorba. En el pueblo, en las casas y bodegas, también hemos tenido fuentes con buena agua. En las casas de los señores Porfirio y Luciano, en el Barrio de Arriba, y en la bodega de los Palomos y la de Miguelito.
EDICIO VELASCO


En un viaje por Italia...., artículo anterior Ir a las portadas de los periódicos 101 al 110 Glosario de algunos términos cogezanos, siguiente artículo de este número