Entrevista a Daniel de la Fuente Herguedas

ENTREVISTA


Daniel de la Fuente Herguedas
ENTREVISTA

Me llamo Daniel de la Fuente Herguedas y nací el 10 de Julio de 1940. Mis padres se llamaban Alberto y Basa. Tuvieron 11 hijos pero vivientes somos 8, yo soy el sexto. Seis chicos y dos chicas. Mi padre era agricultor y además fiscal, ya que en esa época se celebraban juicios en Cogeces. Mi padre era un hombre recto y duro y su mayor ilusión fue que sus hijos fueran más que él, que prosperaran. Mi madre trabajaba en la casa. Nosotros vivimos en la casa que ocupa Justino.

¿CÓMO ES LA VIDA EN UNA FAMILIA NUMEROSA?
Familias tan numerosas como las de antes en la actualidad ya no existen. Nuestra vida era normal. Entre mis hermanos yo era el más trasto y el más consentido. Las habitaciones las compartíamos y en la misma cama dormíamos dos y tres hermanos. También mis abuelos por parte de madre vivían con nosotros y mi abuela Inés era la que organizaba toda la casa. La abuela para nosotros fue como una madre. Incluso la propina nos la daba la abuela. Los Domingos cuando nos mudábamos de ropa, mi madre nos hacía subir uno a uno. También me acuerdo que teníamos en casa marrano para el consumo y llegamos a criar 120 conejos en invierno para poderlos comer en verano. El pan lo hacíamos en casa y era mi abuela la encargada. Cada 8 días se hacía una masada que eran unas 40 hogazas. Estas para que se conservaran se metían en un recipiente de paja y mimbre (el esgriño). El pan duraba más que ahora ya que era de mejor calidad y tenía más cantidad de harina.

NIÑEZ Y JUVENTUD:
Fui a la escuela con Don Salvador y en la clase éramos unos 100 chicos. En el colegio como éramos tantos, los mayores enseñaban a los pequeños dividiéndonos en sectores. A mi lo que más me gustaba era la caligrafía. Mi padre siempre escribió muy bien y tenía una letra preciosa. Como libro de texto teníamos la Enciclopedia Universal. Cuando teníamos 8 años llegó un libro que se titulaba "Héroes de la Historia", un libro que repasaba los personajes más famosos de la Historia de la Humanidad. Con é leíamos en alto y así hacíamos ejercicio de lectura.
Otra de las facetas eran los juegos: jugábamos a los santos y al cuadro con perras. También estaban las pandas. Mi panda se llamaba la Leonesa. El nombre venía porque nos creíamos los más valientes, éramos como leones. La formábamos 10 chicos. Me acuerdo que además de nuestra panda había otras como la NQC o "La gente mala". Incluso nuestra peña tenía un himno: "Somos la Leonesa y nos gusta el vino y las mujeres"

La juventud comenzaba cuando dejabas de estudiar con unos 14 años. Entonces empecé a trabajar con mi padre a las viñas y cuando empezaba el verano, con todos mis hermanos a segar. La diversión era el Salón del Gabriel y nosotros estábamos en el llamado Baile Falso, en la calle. Desde allí oíamos la música. También me acuerdo de la fiesta de los Quintos. Eramos unos 22 y en 1960 recogimos todos los arados y las máquinas de aveldar y los llevamos a la Plaza. Después de misa, la Guardia Civil y el fiscal que era mi padre nos mando llevarlos a su sitio y mi padre me castigó en el calabozo durante el tiempo que duro el baile.

¿CÓMO SURGE TU AFICION POR LA MUSICA?
A mí siempre me gustó la música. A los 14 años tuve una armónica de la marca "eductora" que me costó 300 pts. Fue el dinero que me dieron mis padres para pasar unos días en las ferias de Valladolid. Goyo también tenía una y los dos nos dedicamos a tocar. Con los Quintos tocábamos con la armónica las serenatas.

¿CÓMO SURGE LA IDEA DE ESTUDIAR MUSICA?
Fue por tener afición por la música un grupo de jóvenes. En ese grupo estaban Felix Herguedas, Luis Angel Gonzalez, Goyo Villar, Daniel Lopez y un servidor. Felix nos dijo que en Bahabón existía un teniente coronel de aviación retirado que tocaba el violín. Se llamaba Pedro Sastre. Hablamos con él y nos admitió como alumnos suyos para aprender solfeo, ritmos y leer partituras. El nos enseñó con un método que se llamaba "Hilarión Eslava". Estuvimos con él dos años hasta que nos dijo que ya podíamos comprar instrumento. A la hora de elegir instrumento a mí me toco la batería que nunca me gustó, pero al irse Felix a Francia.....Tuvimos que irnos a Cuellar con el director de la banda de música para aprender a tocar los instrumentos.
Pero cuando estábamos en esto, yo me voy a trabajar a Vigo, a una tintorería de dependiente por medio de unas amistades de Felix Herguedas. Estuve allí año y medio pero el clima no me sentó nada bien y comencé a tener problemas de estómago. El médico me dijo que me volviera a casa. Yo tenía casi los 21 años.

¿VUELVES AL PUEBLO?
En el pueblo estoy poco tiempo ya que me tengo que incorporar al servicio militar. Me tocó en Valladolid, Artillería 26 y estuve 18 meses. Como mi padre tenía amistades en el ejército me metieron de caballista en la Hípica. Estuve cuidando un caballo de competición que se llamaba Tedeo. Como el trabajo no era demasiado, comencé a tocar el clarinete.

¿CUÁNDO VUELVES DE LA MILI?
Sigo trabajando en casa. Me vuelvo a incorporar el grupo de la Orquesta Azul, pero vendo la batería y me compro el saxofón. Me acuerdo que la primera vez que toqué con la orquesta fue en Calabazas (Segovia) el pasacalles.

¿CÓMO EVOLUCIONA EL GRUPO?
Hicimos muchas actuaciones. En el contrato además del sueldo nos tenían que poner taxis, dar la comida cena y el cama. Esto es debido a que actuábamos todos los días de la fiesta y no nos movíamos del pueblo. También en nuestro pueblo actuábamos en el Salón de Fili, pero nunca en las fiestas, hasta hace poco tiempo que comenzamos a tocar en la procesión. Yo estuve hasta 1967 ya que no se vivía de la música.

¿DEJAS EL PUEBLO?
Con 27 años me fui a Vitoria por mi hermano Ladislao que me encontró trabajo. Entré en la fábrica de Michelín en el almacén y me encargo de introducir el material a la cadena de montaje y al revés, sacar el material que producen. Llevo una máquina elevadora. Me acuerdo que mi primer sueldo fue de 3700 pts.
Al principio vivía con mi hermano Ladis hasta que me casé con María del Carmen que es Riojana de Albelda. La conocí el día de Santa Lucía de 1967 en una Sala de Fiestas y nos casamos el 5 de Agosto de 1970. Fruto de nuestro matrimonio nacieron nuestros dos hijos; Arturo y Alberto.

¿ TENEIS CASA EN ALBELDA, EL PUEBLO DE TU MUJER?
Sí. Allí pasamos los fines de semana y casi todo el tiempo de vacaciones. Albelda es un pueblo de la Rioja, lo que se llama la Rioja-centro y tiene 5.000 habitantes. Es un pueblo próspero, tiene una buena huerta, fábrica de embutidos (la marca Palacios), fábrica de anchoas. La gente allí es noble (te dice lo que siente) y abierta. La vida del pueblo es el agua y por suerte el pueblo de mi mujer la tiene. Yo allí me encuentro muy a gusto. A veces ayudo a mi cuñado en la pastelería que tiene.

¿CÓMO ES VITORIA?
Es una ciudad preciosa, la segunda ciudad de Europa en parques y jardines. Es una ciudad con dos estilos arquitectónicos; la parte vieja con calles estrechas y la parte nueva con grandes avenidas. Es una ciudad de emigración, el 90% de la gente somos de fuera. Vitoria tenía 40.000 habitantes y en la actualidad pasamos de 250.000. De las regiones de España los más numerosos son los extremeños y después estamos los castellano-leoneses. El vitoriano es una persona muy independiente que no le gusta meterse en tu vida, pero si te metes con él suele decir: " Si no estás a gusto aquí, vete a tu tierra". En los pueblos son más cerrados.
Otra de las cosas que se cuida mucho en Vitoria son los centros cívicos, donde se reúnen las personas jubiladas. Allí pasan el tiempo y también se organizan muchas actividades culturales.

EN EL PAIS VASCO SON TIPICAS LAS SOCIEDADES GASTRONOMICAS
Están muy extendidas. Son un grupo de socios, siempre varones, que tienen un local que se rige por una serie de normas. Allí los socios van a comer y cenar y una vez al mes se reúnen para comer todos juntos. Las mujeres de los socios solo pueden entrar en días señalados.

¿HAY MUCHA AFICION A LA MUSICA EN VITORIA?
Es una ciudad que ama la música y se gasta mucho dinero para que los vitorianos escuchen música. A Vitoria vienen a actuar grandes orquestas de muchos países. También es muy típico las fandarrias callejeras (son un grupo de músicos que tocan todo el tiempo por la calle).
En las fiestas que son el 28 de Abril San Prudencio patrón de Alava y la Virgen Blanca el 5 de Agosto las calles se llenan de peñas (blusas) y cada una tiene su fanfarria. Todos los grupos se reúnen en la Plaza de España y van tocando hasta la Plaza de toros. Es un momento impresionante.

TAMBIEN HAY ASOCIACIONES SOCIOCULTURALES
Existen bastantes y yo pertenezco a una que se llama "Raíces Extremeñas". Existen casas regionales de Galicia, Cataluña, Navarra, Aragón, Palencia y dos de Extremadura Virgen de Guadalupe y Raíces Extremeñas. Yo entre en la asociación por un vecino mío que me oyó ensayar en casa. Me dijo que si quería ir a tocar con ellos y yo le dije que sí. Hace ya 11 años que estoy con ellos y como director del grupo 5 años. El grupo lo formamos el coro que está compuesto por 5 hombres y 5 mujeres, un acordeonista, uno que toca la botella, otro la pandereta y otro el almirez, y los bailarines que son 25 niños y niñas. Todos son bailes extremeños y hemos estado en Extremadura haciendo actuaciones. También estuvimos en Cogeces el 11 de Junio de 1995, cantamos la misa extremeña y luego hicimos una actuación en la Plaza. Desde aquí aprovecho la oportunidad para dar las gracias al Ayuntamiento y a todos los vecinos de mi pueblo por el recibimiento y por el cariño que me manifestaron. La asociación tiene en Vitoria un local de su propiedad que se mantiene con la cuota de los socios, las ayudas del Ayuntamiento y las actuaciones que realizamos en los diferentes centro de la Tercera Edad en Vitoria, No debemos olvidar que en Vitoria viven 120.000 extremeños. Hay pueblos enteros de Extremadura en Vitoria.

¿CÓMO SE VIVE EL NACIONALISMO EN EL PAIS VASCO?
Vitoria es la menos nacionalista dentro del País Vasco, lo que llamamos la menos euskalduna. Los vascos nos llaman los patateros o babazorros por la emigración. Vitoria tenía Fueros Especiales, no se hacía declaración de la renta, sino que era el Ayuntamiento quién pagaba al Estado, algo parecido a los Fueros Navarros. Por eso una de las grandes aspiraciones de los vitorianos es recuperar los fueros y tener más autonomía dentro del País Vasco. La sede del gobierno Vasco está en Vitoria, allí vive el lendakari.

¿EL TERRORISMO?
El problema del terrorismo en Vitoria es menor al resto del País Vasco. De vez en cuando hay un atentado, pero pocos. En Vitoria el euskera se habla sobre todo entre la juventud ya que los niños van a las ikastolas, pero puedes ir tranquilamente por la calle y oyes como se habla el castellano y el euskera indistintamente y sin conflictos entre ellos. Hay convivencia y respeto.

¿CÓMO ES TU VIDA?
Yo añoro mucho el pueblo y tengo como dicen los gallegos mucha morriña. Además en mi caso salí del pueblo con 27 años y allí he pasado media vida. Suelo venir en las Fiestas de San Antonio y la Virgen de la Armedilla. Además suelo colaborar en la Marcha de Manos Unidas a Bahabón con mis compañeros, pero tengo que decir que el mayor orgullo para nuestro grupo ha sido poder tocar la Danza en las Fiesta de San Antonio, esto lo teníamos clavados, que hasta hace pocos años nunca habíamos tocado en la fiesta de nuestro pueblo.

¿QUÉ OPINAS DE TIEMPO?
En cuanto llega lo leo enseguida. A veces incluso me emociono con las noticias y artículos. Cuando hablo con mis amigos les digo que mi pueblo que es muy pequeño tiene una revista y me siento muy orgulloso.

Juan Medina

La historia es vida, artículo anterior de este número Ir a las portadas de los periódicos 101 al 110 Poesía dedicada a Pedro Andrés Arranz, siguiente artículo de este número