Entrevista a Rosario Herguedas Martínez
ENTREVISTA

Rosario Herguedas Martínez

Me llamo Rosario Herguedas Martínez y soy hija de Agustín y Aquilina. Nací el 19 de Octubre de 1935. Mis padres tuvieron tres hijos: José Luis, María Iluminada y yo que soy la mayor. Mi padre Agustín era agricultor y mi madre trabajaba en casa y ayudaba a mi padre.

INFANCIA:
Mi infancia como la de todos los de nuestra época está marcada por la posguerra. Comencé a ir al colegio con 6 años hasta los 14. Mi profesora fue Doña Gila. Nuestro libro fue la Enciclopedia Alvarez y cada día dábamos tres temas. Las alumnas mayores ayudábamos a la maestra y dábamos la lección a las pequeñas, ya que como había muchas niñas, las maestras no podían con todas. La verdad es que estudiábamos muy poco ya que teníamos que ayudar en casa, en aquella época todos éramos muy necesarios para ayudar a nuestros padres en el trabajo.
Lo que más recuerdo eran los juegos y las pandas. De mi panda éramos Maruja, Carmen, Elvira, Consuelo, Rosario, Delia, Concha, Teo y Umbelina. En casa me tocó ayudar a mi madre: hacer los recados, traer agua, coser, bordar. Lo que se llamaba las labores. Con 10 años íbamos a ayudar a la era, llevar la comida a los segadores y en verano a trillar.

JUVENTUD:
Lo que más recuerdo de mi juventud fue la Sección Femenina. Desde Valladolid venían a los pueblos con lo que llamaban cátedra ambulante. Cuando llegaban a un pueblo reunían a todas las chicas solteras y durante un mes organizaban actividades (deportes, labores, coros y danzas...etc). Una vez terminada su estancia en el pueblo y en mandato de Alfonso Esteban, Elvira y yo, fuimos a la escuela de mandos de la Sección femenina que tenían en Segovia. Era un colegio que ya no existe y que estaba al lado de la Catedral. Allí durante 4 meses en régimen de internado nos daban cursos para que luego al volver al pueblo los diéramos nosotros a las jóvenes. Nos daban gimnasia, pedagogía, labores, cultura general, coros y danzas. En Segovia nos juntábamos unas 400 chicas de la región (lo que antes era Castilla la Vieja), todas eran solteras. Nosotros teníamos 18 años cuando fuimos. Una vez que regresamos al pueblo, teníamos que organizar actividades con las chicas y el Ayuntamiento nos dejó un pequeño local donde dos veces por semana nos reuníamos.

Tercera contando desde la izquierda fila de pié es mi madre María Nieves Sacristán
Con la Sección femenina participamos en numerosas competiciones deportivas y culturales. Competíamos con otros pueblos en balonmano, voleibol, concursos de villancicos (nosotros cantamos por primera vez el villancico Campana sobre Campana que en el pueblo no se había oído nunca ) y lo pasamos muy bien. Las competiciones tenían lugar en Valladolid. Aunque ganamos algunos partidos, nunca llegamos a una final. Lo importante no era ganar, sino que la juventud del pueblo se moviera y existieran actividades. Con la llegada de la Democracia, la Sección Femenina desaparece y su puesto lo ocupan otras instituciones. Actualmente en el pueblo están las aulas de cultura o las clases para sacar el graduado escolar, cursos de pintura, o la asociación de amas de casa. Lo que antes hacía la selección femenina ahora lo realizan estas instituciones.
También los jóvenes nos divertíamos en el Salón del marido de Celia, Fili Esteban, local que estaba frente al antiguo cuartel del Guardia Civil. Allí se bailaban tangos, boleros, jotas y a veces pasaban películas de la época. Las fiestas sobre todo canavales y las fiestas patronales es cuando había más diversión. En carnaval nos disfrazábamos de oficios típicos (de segador, traje regional....) que nosotras mismas nos hacíamos.

TE CASAS ¿CÓMO CONOCES A TU MARIDO?
Los padres de Toribio eran naturales de un pueblo de Zamora. Se llamaban Santos y María, tuvieron 6 hijos, 4 chicos y dos chicas. De Zamora se trasladaron a Traspinedo y allí pusieron una tienda. El padre, además era ambulante y vino varias veces por el pueblo. La verdad es que el pueblo le gustó mucho y decidió comprar una casa y poner negocio aquí. Compró la casa a los herederos de Esteban Alonso, la tiró y la hizo una nueva, y poco antes de abrirla murió. En 1956 se abrió la tienda y Toribio se vino a vivir aquí. El no quería venir a vivir aquí porque estaba muy a gusto en Traspinedo pero mi suegra le obligó. Estuvo al principio de pupilo en casa de la madre de Elisea, Saturnina. Allí iba a comer y dormía en su casa. Nosotros nos conocimos en el baile y comenzamos el noviazgo que duro un año.

¿CUÁNDO TE CASAS?
Nos casamos el 22 de Mayo de 1958 en la Iglesia del Salvador de Valladolid. Nos casó Don Millán, que estuvo de sacerdote en Traspinedo. Fuimos a comer el Hotel Roma y la luna de miel la pasamos en Madrid y Valencia. A Valencia fuimos en avión y fue la primera vez que monté. Mientras, el hermano de Toribio se quedó en la tienda. Fruto de nuestro matrimonio nacieron Fernando y José Luis.

¿CUÁNTAS TIENDAS HABÍA EN ESA EPOCA?
Eramos 6 tiendas. Nosotros teníamos la licencia como ferretería, pero podíamos vender de todo. teníamos: alimentación, droguería, tejidos, paquetería y ferretería. Mi marido era el que llevaba el negocio y yo le ayudaba. A mí no me costó mucho hacerme a la tienda. Lo que si que me acuerdo es que en aquella época se vendía mucho a granel y no había tanto producto envasado.

¿CÓMO ES EL NEGOCIO EN UNA TIENDA PEQUEÑA DE PUEBLO?
Hay que hacer muchas horas y estar siempre a disposición del público. Mi marido era quién llevaba el negocio. Al comienzo no se cerraba ningún día y tenías que estar a disposición del público siempre. Con el tiempo se empezó a cerrar de 2 a 4 y más tarde los Domingos. Antes era lógico que no se cerrara ya que la gente empleaba mucho tiempo en el trabajo en el campo y cuando podía se acercaba a comprar

¿CÓMO ERA TU MARIDO?
Había nacido para el negocio. Como él siempre me decía: "Yo he nacido detrás del mostrador". De muy niño había trabajado en Noblejas, un pueblo de la provincia de Toledo, en la tienda de unos primos. Después con su padre en Traspinedo y cuando puso tienda aquí tenía mucha experiencia como tendero. La familia de Toribio se han dedicado todos al negocio y en la actualidad mi cuñado Sisinio tiene tienda en Traspinedo
. Como tendero era un verdadero negociante y muy amable y simpático con la gente. También tengo que decir que antes no existían las máquinas de pesar que ahora te dan el peso exacto y el precio. Las cuentas las hacía de memoria, y Toribio era una verdadera calculadora. También era muy ordenado y meticuloso. Todavía conservo el libro donde apuntaba lo que vendía cada día y la caja que se hacía. La tienda la abrió el 11 de Mayo de 1956 con una recaudación de 2100 pts, teniendo en cuenta que entonces el kilo de azúcar costaba 15 pts, una botella de aceite 15,5 y una camiseta o una toalla 25 pts. Una de las cosas que tenía era que cuando compraba género, ponía el precio de costo y el de venta en las cajas de cada artículo. El precio de costo lo ponía en clave, a cada número le daba una letra, por ejemplo si un artículo le había costado 50 pts, al 5 le daba el valor de una N y al cero de una A, y en la caja aparecía la palabra NA que significaba que le había costado 50 pts y que debía cargar

a ese precio el beneficio que pensara sacar. De esta forma podía saber hasta cuando podía bajar a un buen cliente que le quisiera comprar mercancía sin necesidad de consultar a los libros. El oficio de Toribio fue de vocación, sus padres se lo enseñaron y el no continuó.

¿ COMO FUE SU FINAL?
Murió el 13 de Mayo de 1991 tras una larga y penosa enfermedad. Recuerdo que estaba en el pueblo Don Jesús García Gallo, al que yo llamé para que viniera a confesar a mi marido. Llegó justo para ayudarnos a amortajarle y darle los últimos sacramentos.

¿QUE EPOCAS SON LAS MEJORES?
Al comienzo, la mejores épocas de ventas eran el Septiembre, después de terminar el trabajo en el campo. Ahora son en Julio y Agosto con los veraneantes y en fiestas: Navidad, San Antonio y la Armedilla.

¿ALGUNA ANÉCDOTA?
Un año por Navidad, una del as empresas con las que trabajábamos nos mandó una tableta de turrón como aguinaldo. Cómo en casa no lo comíamos y no nos gustaba, lo pusimos a la venta. Lo compró un cliente y cuando lo abrió era una tabla de madera. Había sido una broma de la empresa. Nos disculpamos con el cliente y le dimos un nuevo producto.

¿CÓMO REPERCUTE LOS GRANDES SUPERMERCADOS EN EL NEGOCIO?
No cabe duda que las grandes superficies afectan al pequeño comercio. Como decía mi marido "una fuente a la puerta de un Bar, afecta el negocio". Pero el sol sale cada día para todos, con o sin supermercados, siempre ha habido sitio para las tiendas en los pueblos. El pequeño comercio constituye un servicio fundamental en los pueblos, despensa de primera mano, que no ha sido valorado y que con imaginación y esfuerzo ha resistido la competencia de las grandes cadenas.

¿TENEIS MUCHOS IMPUESTOS ?
La verdad es que los impuestos son muchos y además tienes que pagar tu seguridad social como autónomo. No tienes derecho a paro y empiezas a cobrar la baja por enfermedad a partir de 15 días. Antes no se pagaba casi nada y ahora te ponen la tarifa arreglo a los metros cuadrados y el consumo de electricidad que tengas. No podemos decir que perdemos dinero, pero para mantener un negocio hay que hacer muchas horas.

¿QUÉ OPINAS DE TIEMPO?
Me gusta leerlo. Lo que más me gusta es la entrevista y las noticias. Animo a todos los que trabajan en él a seguir con esta gran labor.


Juan Medina

La historia es vida, artículo anterior Ir a las portadas de los periódicos 101 al 110 Poesía a San antonio de Padua