El museo de minerales

EL MUSEO DE LOS MINERALES DE COGECES DEL MONTE


      El Museo de Minerales de Cogeces del Monte es un proyecto surgido durante la primavera de 1997. La idea está en depositar, en este pueblo, la colección de minerales que he ido recopilando durante los últimos años, a partir de viajes por toda la geografía española y de numerosos estudios en el laboratorio de materiales que he recibido desde todos los rincones de España y algunos del extranjero.

      Debido a la magnitud de esta colección ya resulta imposible mantenerla en una vivienda, como he intentado hacer hasta ahora. Por ello, se me ocurrió que este material podía ser mostrado en un museo y, nada mejor que en Cogeces del Monte, población que me ha dado mucho desde hace unos cuantos años y a la que me encuentro muy fuertemente unido por lazos familiares.

      Los objetivos que busco son:

      1.-Mostrar al pueblo de Cogeces del Monte y a todos los visitantes una amplia muestra de minerales de España, con mención especial para los de Castilla y León. Habrá también una pequeña representación de ejemplares extranjeros de gran espectacularidad.

      2. -Abrir un recinto al mundo de las ciencias naturales en el que, además de materiales geológicos (minerales, fósiles...), puedan estar presentes otras aportaciones hechas por quien desee participar (plantas, animales disecados, etc.). En este sentido, creemos que resultará muy positivo para el conjunto de las personas que viven o que nos relacionamos muy directamente con este pueblo, pues se tiene la ocasión de crear un nuevo foro en el que se pueden intercambiar conocimientos muy variados en torno a la Ciencia.

      3. -A la existencia de un museo de tipo etnográfico (Museo del Ayer) se añade este museo científico, lo cual puede hacer de Cogeces del Monte un lugar atractivo para visitas de corta duración en las que se incluirían dos punto de gran interés. Un remate a este podría ser de tipo gastronómico, lo cual prolongaría y haría más agradable la estancia de los visitantes, al mismo tiempo que supondría una serie de ingresos para algún(os) vecino(s).

      Para todo esto es necesario contar con una infraestructura. En principio, la infraestructura de un museo de este tipo no es muy compleja, se basa en un mobiliario tipo vitrina., cuyo diseño debe de responder a:

      Iluminación adecuada mediante tubos de luz día o luz solar, para poder observar 105 colores naturales y no modificados por radiaciones anómalas.

      Zona de presentación basada en bandejas de vidrio Zona inferior (hasta 70 cmts. del suelo) para guardar el material no expuesto o de recambio.

      Otros materiales que pueden formar parte de la infraestructura son:

      Mesas expositoras con cobertura de vidrio para poder mostrar mapas, figuras o esquemas en disposición horizontal. Suelen colocarse en zonas centrales de las salas y no es necesario que tengan iluminación propia.

      Mesa o estantería para folletos y bibliografía a consultar por visitantes y conservadores.

      Carteles y paneles informativos. Estos deben ser didácticos, concisos y en un número adecuado para que el visitante no se sienta abrumado, pero disponga de una información suficiente para que no sea necesaria una visita guiada.

      Opcionalmente o en etapas posteriores se puede dotar al museo de medios sencillos de investigación para llevar a cabo una correcta caracterización de los materiales expuestos.

       Tiene que existir un personal, aunque la máxima responsabilidad de la organización del museo, en principio, correrá a cargo del propietario de las piezas y del grupo de asesores de que dispone, es de desear que con el tiempo exista una o varias personas residentes en el pueblo que conozca con profundidad el contenido, que sea capaz de tomar ciertas responsabilidades y de guiar ciertas visitas en horarios que, en su momento se determinarán. Por ello, se adquiere el compromiso de dar esa formación a quien el Exmo. Ayuntamiento de Cogeces del Monte considere oportuno designar para tal misión.

FUNCIONAMIENTO Y HORARIOS DE APERTURA AL PUBLICO

      Dada la naturaleza del museo que se pretende montar, es conveniente dar cabida a grupos de estudiantes de enseñanza primaria y, sobre todo, secundaria procedentes de colegios más o menos próximos. Estas visitas pueden realizarse por las mañanas, previa petición de hora, para evitar coincidencias. El horario para el público general puede adaptarse al ritmo de visitas que se estudiará durante la primera etapa del funcionamiento.

PROMOCION Y PUBLICIDAD

      Es muy conveniente hacer saber a mucha gente la existencia y situación de este museo, ya que su ubicación, hemos de reconocer, que no es demasiado favorable para personas de zonas medianamente lejanas. Para ello, se pueden tomar varias medidas. Las autoridades del pueblo pueden hacer saber de su existencia y procurar su promoción ante la Diputación Provincial y ante la Junta de Castilla y León, en particular a la Consejería de Educación y Cultura.

      Por otro lado, el personal conservador se compromete a difundir en el mundo universitario y en el mundo de la Mineralogía la existencia y las características de este museo.

      Es importante diseñar y elaborar un folleto donde figuren datos tales como el nombre, la situación (mapa y esquema), el horario de visitas y una reseña de su contenido. Este folleto puede ser gratuito, pero también se puede elaborar una guía más detallada con datos e informaciones más concretas y cuya adquisición puede realizarse a la entrada del museo con un precio asequible que sirva para financiarla. Además puede disponerse de algunas publicaciones referentes a los temas del museo, cuya venta puede ayudar al mantenimiento.

      En todo caso, es importante que la entrada sea libre y gratuita, para favorecer la entrada de gente joven que suele estar más escasa de recursos económicos.

ACTIVIDADES RELACIONADAS

      Un museo debe ser una entidad viva que pueda desarrollar actividades que fomenten el conocimiento de los materiales que trata y que faciliten la adquisición de otros nuevos. Por ello, puede considerarse la organización de conferencias, cursos y excursiones. Para ello, conviene recabar la participación de personas del pueblo que deseen colaborar, de este modo, la población se irá sintiendo, poco a poco, partícipe de este proyecto.


Página del Museo


Cuentas parroquiales 1997, artículo anterior Ir a las portadas de los periódicos 101 al 110 Ayuntamiento, siguiente artículo de este número