Carta de proyecto de Manos Unidas

CARTA DEL PROYECTO DE MANOS UNIDAS



       Queridos amigos!

       Son las diez menos veinte de la mañana. Día 18 de Marzo. Estoy con el barco de la misión atado a la orilla del río Madeira. En una Comunidad llamada Santa Rosa.De tantas cosas que os quisiera contar, no se por donde comenzar. No os imagináis la alegría enorme que me entró, cuando recibí carta de la "Operación Enlace" de MANOS UNIDAS. Pero, principalmente, por ser de Valladolid. Y, diciendo, que vosotros amigos del ARCIPRESTAZGO DE PEÑAFIEL, sois los que habéis asumido la financiación de nuestra Proyecto. Es que yo soy de Aranda de Duero. Inclusive, estudié, los primeros años de mi formación, en Medina de Rioseco, en el seminario que los Claretianos tenían allí. Y el Duero, y la Ribera, y Castilla la Vieja, y el buen vino... Os imagináis ahora mi alegría!: MISIONEROS (vosotros) de mi región, ayudando a construir el Reino de Dios, aquí, en el Amazonas.

       Va a hacer 26 años que estoy en Brasil. De esos 26 años, 15, aquí, en este rincón del mundo y del estado (Provincia) del Amazonas Brasileño. En esos casi 15 años, ha pasado casi todo: desde ser preso y amenazado de muerte, hasta oír gritar: "Viva el padre Ramiro". Son cosas del Reino.

       ¿Y, sabéis lo que me anima a continuar? Pues, en primero lugar, el ejemplo de Jesús de Nazaret. Y, luego , el saber que hay gente como vosotros, con un corazón bonito, siendo misioneros desde ahí.

       NOVO ARlPUANA es un municipio del Estado (Provincia) del Amazonas. Vivimos en la desembocadura del río Aripuana con d río Madeira. En el pueblo hay unos 10.000 (diez mil) habitantes. Y en el interior, unos 20.000. No hay un censo fiable. Se vive, principalmente, de la pesca, caza y agricultura. La agricultura, básicamente, de mandioca, en función de la harina que, junto al pescado, es el alimento fundamental.

       Tenemos unas 56 comunidades. Esas comunidades se encuentran en las orillas de los ríos y de los lagos que forman nuestro municipio. Poseemos una única carretera que nos lleva, en 290 Km, a la Transamazónica. Estoy sólo, como cura. Y tengo unos 40.000 (cuarenta mil) Km cuadrados para mi solito... Por eso tengo que aprovechar bien el tiempo.

       Muchas de las comunidades, están organizadas. Muchas otras, falta organizarlas. La organización se hace muy difícil por el éxodo constante. No hay apoyo por parte del gobierno y se ven obligados a abandonar todo, marchandose, ilusoriamente, a la ciudad en busca de días mejores. Es un problema social muy grave. Desde la iglesia, estamos intentando colocar nuestro grano de arena.

       Tenemos una Asociación y nuestro objetivo es luchar para que los derechos de los asociados sean respetados y así, puedan continuar allí donde se realicen como personas.

       Lo último que hemos conseguido, es un proyecto de ovinocultura. Ya tenemos 12 asociados iniciando su propio rebaño. En dos años tienen que devolver a la Asociación, el mismo número de cabezas que la Asociación les dio para, así, poder beneficiar a otras familias. Si las cosa continúan caminando de esta forma, creo que, en un momento determinado, no se pasará hambre por aquí...

       Y, para poder concientizar, a través de cursos, cursillos, reuniones, retiros, etc., estamos en fase de acabamento de un CENTRO DE PROMOCIÓN HUMANA, que lo llamamos "CENTRO MANOS UNIDAS". Y es aquí donde vosotros entráis como protagonistas. Con vuestro esfuerzo, sacrificio renuncia y generosidad estáis haciendo posible que la gente de aquí, tomen conciencia de su situación, puedan organizarse mejor y conseguir una vida digna, que es el deseo de Dios: "Yo vine para que todos tengan vida y vida en abundancia" (Jn 10,10)

       En ese Centro, además de las actividades citadas, queremos, a través de ayudas, instalar huertas tipo invernadero (ya tenemos una), granja; cochinos; ovejas; piscicultura; vacas. Los beneficiados de todo eso serán, principalmente, "niños de la calle" (adolescentes, jóvenes) y sus familias. Hace dos años, llegamos a tener 27 adolescentes que iban porque allí, en MANOS UNIDAS, podían comer y, en sus casas, difícilmente conseguían hacer una comida por día. Infelizmente no tenemos condiciones de mantenerlos. Yo hice un proyecto para pedir ayuda y no me lo concedieron. Estoy intentando mandarlo de nuevo.

       Como veis, hay mucho que hacer. Aun se pasa hambre y se muere de hambre... principalmente, los niños. Si todo el mundo hiciese como vosotros estáis haciendo, el deseo de Dios se cumpliría.

       Bueno, amigos Todavía estoy en el barco. Este río Madeira viene muy sucio y carga muchos trancos (de ahí le viene el nombre) que se hace peligroso para las embarcaciones. En esta época del año, los ríos bajan muy llenos y, además de dificultar muchísimo la pesca, el año pasado, por ejemplo, inundaron todo y los "ribereños" perdieron hasta los "tapirís" (casas de paja , de tablas).

       No se como agradeceros lo que estay haciendo por nosotros. Estoy seguro que el Dios de la Vida os lo agradecerá mucho mejor que nosotros. Pues su propio Hijo llegó a decir que "hasta un vaso de agua, tendrá su recompensa". Imaginaos cuántos "vasos de agua" vosotros estáis dando.

       Mi abrazo "castellano" y el agradecimiento de este pueblo sufrido.

Antonio Ramiro

Portada del periódico nº 107 Ir a las portadas de los periódicos 101 al 110 La historia es vida, siguiente artículo de este número