Bosnia i Herzegovina

BOSNIA I HERZEGOVINA



(Siguiendo con el artícluo del número anterior) Por lo que respecta a la ayuda humanitaria, llegaba con bastante frecuencia (harina, aceite, café, leche, arroz, etc.), y se repartía normalmente en los ayuntamientos de barrio, por conocer las personas encargadas del reparto, a las personas que necesitaban más esa ayuda. Normalmente existía una lista con el nombre del cabeza de familia y las personas que convivían con él, para que esa ayuda fuese o no más cuantiosa. Esta ayuda se repartía normalmente una vez a la semana. Nosotros, por propio iniciativa, repartíamos alimentos y ropa con bastante frecuencia. Una semana antes de volver a España, la dedicamos casi exclusivamente a repartir ayuda; comida, (espaguetis, garbanzos, alubias, lentejas, cola-cola, yogures, galletas, leche, etc ... )detergente para lavar y ropa (toda aquella que no habíamos usado nosotros y que a ellos les pudiera servir). Esta ayuda fue entregada principalmente a los bosnios serbios, ya que ellos son los que más necesidades tienen porque han sufrido el bloqueo durante tres años (del 93 al 96) que fue impuesto por la Comunidad Internacional.
En estos momentos, una de las labores más importantes que se está intentando hacer es la ayuda a todas las personas refugiadas y desplazadas para que vuelvan a sus antiguos hogares. Esta tarea es muy difícil de realizar, por dos motivos: En cada municipio solamente habitan personas de la misma etnia y la mayoría de las personas que quieren acogerse a este plan son musulmanes, queriendo ir a habitar a pueblos del sector croata. Por dicho motivo, un bosniaco reconstruye su casa, o una casa dada por la Federación y cuando la tiene reconstruida, una noche la colocan unas cargas de explosivos y la explotan. Entre los bosniacos y los bosnio croatas existe una serie de provocaciones continuas (colocación de banderas independentistas, explosión de casas, incendios de vehículos, insultos, lanzamientos de granadas, pequeños tiroteos, etc ... ). Como ejemplo de este comentario, explicaré a grandes rasgos lo que sucede en dos ciudades:

MOSTAR: está considerada como la capital de Herzegovina. Al inicio de la guerra tenía unos 126.000 habitantes, pero en la actualidad tiene 46.000.La ciudad esta dividida por el río Neretva (esmeralda) de norte a sur y se puede decir que es la línea divisoria entre bosniacos y bosnio croatas. Mostar sufrió una devastación considerable durante los diferentes enfrentamientos, tanto cuando el ejército bosniaco y bosnio croata lucharon contra las tropas bosnio serbias, como cuando lucharon encarnizadamente entre sí. Como detalle ilustrativo de la violencia con que se enfrentaron, el día 9 de noviembre de 1993, el ejercito bosnio serbio destruyó "a cañonazos" el Puente Viejo (Stari Most), monumento protegido por la UNESCO, que tenía 500 años de antigüedad y era el símbolo más representativo de la cultura musulmana en la ciudad.(Por tropas españolas se construyó un puente metálico suspendido en el mismo lugar, pero en estos momentos, por tropas húngaras, se están sacando las piedras del río y se va a intentar la reconstrucción del puente tal y como era antes del conflicto). En los vehículos, cada grupo étnico posee unas placas de matrículas diferentes y cada placa lleva la bandera de su etnia, de ahí que en todo momento se sepa de qué zona o sector es el vehículo. Hace apenas un año, un vehículo que cruzara o se estacionara en el otro sector, era apedreado o incendiado, pero en estos momentos pueden cruzar con bastante normalidad; pero lo que más llama la atención, es que hay numerosos vehículos que circulan sin matriculas, así de esta forma nadie sabe de que zona es y puede viajar y estacionar por cualquier zona de la ciudad. Otro problema que existe, es que los bosniacos que poseen casas o propiedades en el otro sector, no pueden ir a habitarlas porque ese piso esta ocupado por otras familias bosnio croatas y no se le devuelven y si lo hicieran, les destruirían la casa (incendio, explosión), incluso estando ellos en el interior.

STOLAC: ciudad situada a 40 km. al sureste de Mostar. Al inicio de la guerra vivían las tres etnias, pero fue destruida por los bosnio serbios (especialmente por un grupo denominado "cetniks ", muy extremistas y peligrosos), abandonando sus casas los bosniacos (que fueron destruidas por ellos o por los bosnio serbios), quedándose en esa ciudad los bosnio croatas. En la actualidad se ha tomado esa ciudad como referencia para el retomo de refugiados y desplazados (la mayoría bosniacos) para su realojo, pero una vez han reconstruido sus hogares y están próximos a habitarles, son destruidos con explosivos durante la noche por los bosnio croatas extremistas que no quieren tener relación, ni ser vecinos de los bosniacos.

Otra de las cosas más penosas que se pueden observar en Bosnia, es el levantamiento de una fosa común. Por medio de entrevistas y de algunas personas, se nos comenta el posible enclave de una fosa común (enterramiento de personas que fueron asesinadas y fusiladas durante la guerra). Antes de la localización de una fosa, se realizaban una serie de medidas de seguridad, ya que cuando se producía el enterramiento, se colocaban minas trampa alrededor del mismo, para que cuando un familiar fuese a localizarlo, las pisara. Yo he asistido al desenterramiento de dos fosas comunes: en la primera había 22 personas, todas mujeres y niños, los cuales iban por las montañas huyendo de la guerra y fueron asesinadas por los bosnios serbios; en la segunda fosa nos habían dicho que posiblemente habría unas 80 personas, pero luego sólo encontramos 28 personas bosniacas, que habían sido asesinadas de un tiro en la cabeza por los bosnios croatas. Una vez que eran asesinadas, se las introducía en una saca para su posterior enterramiento. En esta última fosa, se encontró una saca con cinco cuerpos, un matrimonio, un hijo de 11 años, uno de 4 años y un bebe de 9 meses, todos con un tiro en la cabeza. Posteriormente se les hacía la correspondiente autopsia y se intentaba la identificación de los cuerpos. Se calcula que puede haber entre 15.000 y 20.000 personas desaparecidas y muchas de ellas se encontrarán en fosas comunes.

Como referencia a la seguridad, uno de los mayores peligros que existe en estos momentos para las tropas españolas e intencionales, es la gran cantidad de minas "sembradas" en toda Bosnia. Es una de las causas principales de bajas entre el personal desplegado en la zona de operaciones. Se calcula que hay en el país más de 6 millones de minas enterradas en varios miles de campos y edificaciones, de las que sólo una pequeña parte está señalizada. También es necesario, prestar atención a las trampas explosivas muy utilizadas por todas las partes enfrentadas en zonas que han tenido que abandonar, usando objetos de lo más variopinto (cámaras fotográficas, paquetes e incluso utilizando juguetes). También están minados los campos de cultivo, por lo cual, la mayoría de las tierras de labor (que no son muchas) están sin labrar. Las tierras de pastos, suelen estar minadas con trampas bombas (dirigidas a las personas y al ganado) y los campesinos para romper o cortar el hilo de las trampas, queman los pastos y con ello queman los hilos de las trampas (pero las granadas o minas quedan sin explotar), por lo cual el riesgo perdura.

Otro factor de riesgo sobre las minas, son los niños, los cuales juegan y corren por todos los lugares y tienen el riesgo de pisar una mina. En la escuela se les informa qué son, cómo son y que hay que hacer en caso de accidentes con una mina (foto tomada en una escuela de Konjic). Se esta realizando la desminación por equipos especializados, pero el desarrollo del trabajo es muy lento. Los niños son los que más sufren las consecuencias de la guerra. De las tres etnias los niños bosniacos y bosnios serbios son los más perjudicados.
Por poner un ejemplo, en la zona de Jablanica había niños que tenían que andar entre 8 y 10 km. para ir a la escuela, las clases comienzan a las ocho de la mañana, con lo cual tenían que salir de sus casas sobre las seis y media e ir por senderos o caminos estrechos y en montaña. Esto les acarreaba dos peligros: las posibles minas que pudiera haber en las proximidades del camino y el otro, el frío que hace en esa zona debido a que no llevan buena ropa de abrigo y el calzado que llevan suele estar roto y deteriorado. Una cosa que les gustaba (como a todos los niños) eran las golosinas, el chocolate y los caramelos, pidiéndolas siempre que nos veían. Siempre llevaba caramelos o tabletas de chocolate para repartirlas entre los niños.

Aunque podéis estar un poco sorprendidos por alguno de los datos que os he ofrecido, hay que pensar que han estado en guerra y en estas circunstancias puede ser normal. Yo, por mi edad no sufrí las consecuencias de la guerra civil española, pero muchos de vosotros habéis luchado (mis abuelos) o padecido la posguerra y siempre os oí que una guerra no es buena para nadie, y ahora lo he visto personalmente y es verdad (las guerras no son buenas para nadie).Y deciros por último, que el pensamiento actual de estas personas es comenzar otra guerra si un día falta o se va la presencia militar en ese país. Con este pequeño reportaje y dando las gracias a "TIEMPO" por la invitación que me hicieron para escribirlo, he querido mostrar a todos un poco el modo de vida y penalidades de un Estado que acaba de salir de una guerra.

JMS

Fiesta de la Virgen del Pilar, artículo anterior de este número Ir a las portadas de los periódicos 101 al 110 Cogeces del monte, siguiente artículo de este número