Padres de la iglesia

San Agustín y San Ambrosio





En el mismo banco, también, aparecen además de los cuatros evangelistas: San Mateo,San Lucas, San Marcos y San Juan. Además, están los Padres de la iglesia y los fundadores de las grandes órdenes religiosas. Esto tiene un significado: nuestro conocimiento de Jesús viene de los Evangelios, de los cuatro autores y también de los padres y doctores de la iglesia. Si la base de nuestra fe son los Evangelios que significan buena noticia, no es de extrañar que la base del retablo sean precisamente los cuatro Evangelistas.


San Agustín
obispo, confesor y doctor
Fue convertido a la fe católica por las oraciones y lágrimas de su madre, Santa Mónica. Constante defendor de la fe contra maniqueos y pelagianos, de obra y por sus numerosos escritos, de ahí que esté representado por un libro. Era consultado y tenido por oráculo de la fe católica. Murió en el año 430.

San Agustín ( a la izquierda) y San Ambrosio (a la derecha)
San Ambrosio
obispo y doctor
Fue este Santo una de la grandes lumbreras de la igleisa católica a principios del siglo IV. Con sus ejemplos y con sus palabras convirtió a la gran San Agustín. Dejó muchos escritos en defensa de la verdad de nuestra Santa Religión. Murió en el año 397.


Altar mayor